jueves, 29 de marzo de 2012

Comparación entre didáctica tradicional y moderna desde los enfoques del educando y educador:

La didáctica como disciplina pedagógica de carácter práctico y normativo que se orienta en el cómo llevar a cabo el proceso de enseñanza, es decir que se especializa en las técnicas o métodos de dirección y orientación eficaz del educando en su proceso de aprendizaje, ha sido utilizada o aplicada a lo largo de la historia con enfoques distintos, situación que vale la pena presentar a nivel de comparación entre cuál era el enfoque de la didáctica en el pasado (que podemos llamar tradicional) y cómo es su enfoque en la actualidad (que podemos llamar didáctica moderna).
Esta comparación la basaré enfocándome en los componentes de la educación, entre ellos los 2 primeros: el educando y el educador:
-          Desde el enfoque del educando: La didáctica tradicional veía al alumno como la persona a quien se le enseñaba, mientras que la didáctica moderna ve al alumno como la persona quien aprende, que es un enfoque distinto. Este último enfoque permite ver al educando con una visión más profunda y trascendental, que orienta todos los demás componentes de la educación hacia él.

 La didáctica tradicional se preguntaba: ¿a quien se enseña?; la didáctica moderna se pregunta: ¿quién aprende?. En ambos casos la respuesta es la misma: “el educando”. El enfoque de la segunda pregunta es más completo pensando en el hecho de que lo importante es que el alumno aprenda, más que simplemente se le enseñe sin asegurar que dicha enseñanza ha sido en efecto asimilada por quien aprende.

-          Desde el enfoque del educador: La didáctica tradicional veía al educador como la persona quien enseñaba (un transmisor de conocimiento), en cambio la didáctica moderna ve al educador como la persona con quien el educando aprende, que es un enfoque distinto. Este último enfoque permite siempre ver al educando como la razón de ser del educador.

La didáctica tradicional se preguntaba: ¿quien enseña?; la didáctica moderna en cambio se pregunta: ¿con quién aprende el educando?. En ambos casos la respuesta es la misma: “el educador”. El enfoque de la segunda pregunta es más completo pues pone en el centro de la educación a la persona que está aprendiendo, dejando claro nuevamente que todos los demás componentes de la educación deben girar en torno a éste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada