viernes, 30 de marzo de 2012

Didáctica tradicional y moderna desde los enfoques de los objetivos de la educación y la asignatura o disciplina enseñada:


La didáctica siendo parte de la pedagogía de carácter práctico y normativo que se orienta en los métodos y técnicas de enseñanza para asegurar la eficacia en el aprendizaje del discente, ha sido vista en el pasado y en el presente desde perspectivas distintas. En este sentido vale la pena comparar la visión pasada y actual desde el enfoque de 2 de los componentes didácticos: los objetivos de la educación y la asignatura o disciplina enseñada.


-          Desde el enfoque de los objetivos de la educación: La didáctica tradicional veía los objetivos de la educación desde la óptica del fin perseguido con la transmisión de los conocimientos, es decir para qué serviría toda la información enseñada, en cambio la didáctica moderna visualiza los mismos objetivos desde la óptica de la utilidad que tendrán los conocimientos aprendidos por el educando en su proceso de formación, que es un enfoque más profundo. Este último enfoque permite ver los objetivos de la educación de manera más trascendental, con una visión más profunda que no se queda con la simple transmisión de conocimientos (enseñanza), sino que va más allá hasta asegurar la aprehensión de estos conocimientos (aprendizaje) por parte del educando.



 La didáctica tradicional se preguntaba: ¿para qué se enseña?; la didáctica moderna se pregunta: ¿Para qué aprende el discente?. En ambos casos las preguntas están referidas a los “objetivos perseguidos con la educación”, pero el enfoque de la segunda pregunta es más completo pues persigue incluso asegurarse la aprehensión de los conocimientos por parte del educando.



-          Desde el enfoque de la asignatura o disciplina enseñada: La didáctica tradicional veía el contenido de las asignaturas o disciplinas como el conjunto de datos o información a enseñar, mientras que la didáctica moderna ve el mismo contenido como la información o conocimiento necesario para que el educando lo aprenda. Nuevamente este último enfoque permite siempre ver al educando como la persona a quien se le transmitirán los conocimientos para que sean aprendidos por él.



La didáctica tradicional se preguntaba: ¿qué se enseña?; la didáctica moderna en cambio se pregunta: ¿qué aprende el educando?. En ambos casos la respuesta es la misma: “el contenido de las asignaturas o disciplinas”. El enfoque de la segunda pregunta es más completo pues orienta el contenido de las asignaturas hacia el aprendizaje del discente, colocando siempre a éste en el centro de la acción educativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada